La provincia de Girona de encuentra limitando al norte con la Barcelona y en unos brevísimos 90 kms de autopista (hay alternativas más “de paseo”) quedan conectadas ambas capitales de provincia.

De Barcelona a Girona por autopistas AP7, C32 (1h15m) o N-2 sin peajes
De Barcelona a Girona por autopistas AP7, C32 (45 minutos) o N-2 sin peajes

Llegar a Girona es fácil y abre la puerta a una enormidad de rincones y lugares que bien valen la pena por su gastronomía, vistas, riqueza cultural, sus bosques o playas y por toda esa oferta combinada en un territorio que pasa del sol y playa al turismo de esquí en apenas 2 horas en coche.

La Costa Brava es sin duda uno de los ejes vertebradores de la oferta turística de Girona, junto con sus Pirineos (no en vano el Patronato de Turismo se llama Pirineus-Costa Brava).

Es inmediato pensar en una escapada a Girona tras un evento profesional o una estancia de trabajo en Barcelona… Y recomendable.

A continuación os ofrecemos este artículo, más detallado sobre el terreno. ¡No perdáis la ocasión de visitar Girona!

Visitar la Costa Brava se esta abriendo a otros sectores fuera del turismo de sol y playa tradicional, un modelo obsoleto como fuente única.

Lectura ampliada en Visitar la Costa Brava, algo más que playas.